EFE

Washington, Estados Unidos

La empresa de videojuegos Epic Games pagará 520 millones de dólares en multas -una de 275 millones y otra de 245 millones- por violar la privacidad de menores al recopilar información personal para su juego Fortnite y por utilizar métodos «engañosos» para conseguir suscriptores y datos para ese juego.

El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio (FTC, en inglés) informaron en sendos comunicados de los acuerdos alcanzados con la compañía para que se responsabilice de estos delitos.

Por un lado, Epic Games acordó con el Departamento de Justicia de Estados Unidos pagar 275 millones de dólares en multas por haber violado la privacidad de menores al recopilar información personal para Fortnite.

Se trata de la multa más alta impuesta por la violación de la Ley de Protección de Menores en Internet de Estados Unidos.

Por otro lado, la compañía pagará 245 millones de dólares que servirán para devolver directamente dinero a los consumidores del videojuego.

En este caso, Epic Games admite recurrir a configuraciones «engañosas» para los usuarios del videojuego, entre ellos niños y adolescentes, para que se suscribieran y dieran sus datos.

En su demanda, el Departamento de Justicia alegaba que Epic Games había recopilado conscientemente información personal de menores, incluidos sus nombres y correos electrónicos, y que los tenía identificados y registrados para seguir el rastro de su actividad en el videojuego, sus compras e incluso sus listas de amigos.

Además, Epic Games no notificó a los padres de los niños que había recopilado esa información, como le obliga la ley, y también incumplió las normas cuando permitió que jugadores adultos de Fortnite entraran en contacto con jugadores menores de edad.

El Departamento de Justicia espera que este acuerdo «histórico» sirva de «ejemplo» para todos los proveedores de videojuegos, y advirtió que «no tolerará» la recopilación de información sobre menores sin el consentimiento paterno, apuntó la fiscal Vanita Gupta.

«Los padres tienen derecho a saber y consentir antes de que las empresa recolecten información sobre sus hijos», dijo por su parte el fiscal asociado Brian M. Boynton, responsable de Derecho Civil en el Departamento de Justicia.

Por su parte, la directora del FTC, Lina M.Kain, recalcó que proteger a los ciudadanos, especialmente a los niños y adolescentes, es una «prioridad» de este organismo.