(EFE) Viena/Praga

La Academia de Ciencias de la República Checa ha pedido hoy la prohibición de los fuegos artificiales debido a las sustancias «altamente tóxicas» que liberan al aire.

Según informa Radio Praga, los científicos advierten de que esas sustancias son perjudiciales tanto para los seres humanos como para el medio ambiente.

Estiman además que la mayoría de las personas no están suficientemente informadas sobre esos peligros, o, si lo están, tienden a subestimarlo.

«Si una empresa industrial descarga tales cantidades de sustancias peligrosas, se enfrentaría a procedimientos legales y su cierre», señaló Petr Kluson, del Instituto de Procesos Químicos de la Academia de Ciencias.

«Pero las personas inhalan directamente esta extraña mezcla de venenos y sustancias cancerígenas», añadió. 

Además de mejorar la información general sobre estos efectos negativos, los científicos abogan por limitar o incluso prohibir por completo el uso de fuegos artificiales.