Carlos Sánchez G.

La conformación del equipo nacional para el Clásico Mundial de Béisbol (CMB) será una de las conformaciones más difíciles con respectos a las plantillas anteriores.

Y se dan algunos puntos particulares, pues la nómina de 50 peloteros hasta ahora registrada, encuentra un alto nivel de receptividad.

“Ha sido 100 por ciento”, dijo el gerente del equipo dominicano del CMB, Nelson Cruz. “Todos los jugadores quieren participar”.

Aún así es tarea difícil conformar el roster final de los 30 dominicanos. El asistente especial de Cruz, Omar Minaya, lo sabe. “No creo que es fácil, porque tenemos demasiado talento”, dijo.

La disponibilidad a que se refiere el gerente tiene un elemento vertebral para prestarle atención. Y se trata del ego.

Esa valoración del atleta, Cruz, quien es un caso especial en su función por ser un gerente, activo como pelotero, la entiende.

“El ego es parte del atleta”, señala. “Lo que dificulta o hace que el ego se convierta en algo negativo es no entender las situaciones que el juego manda”.

Apunta que todos los jugadores “deberían de pelear por jugar, porque la naturaleza en sí es lo que nos llama, estar jugando todos los días”.

En enero tendrá temas para explicar junto a su asistente Minaya, pues para esa fecha deben de reduicir a 35 la lista de los 50 registrado.

En el pasado se han presentado situaciones de jugadores que han pedido juego, algo que Cruz tendrá que manejar, quizás en especial en al posición de shortstop, una de las más cargadas, si no la más, entre jugadores de posición. “En su momento, yo espero formar parte de lo que sería el pacemaker (pacificador), pero todo sea por la patria, el deseo de ganar y ese amor que nos caracteriza”, señala Cruz.

Clínica

El gerente del CMB dio sus declaraciones durante la clínica que se le dio a unos 2 mil niños en el Estadio Quisqueya Juan Marichal y en la que tomaron parte Eloy Jiménez, Félix Bautista, Wander Franco, Jorge Mateo, Diego Castillo y José Sirí, entre otros.

La clínica fue organizada por el equipo del CMB, la Federeación Dominicana de Béisbol, que preside Juan Núñez, presente en el acto y la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana. El presidente del Comité Olímpico Dominicano, Garibaldy Bautista y el cónsul general en Miami, Florida, Jacobo Fernández, asistieron al evento.