Ángeles,

LeBron James, tras perder este martes un partido loco ante los Boston Celtics (118-122), valoró que Los Angeles Lakers pelearan el encuentro y se situaran en disposición de ganar aunque finalmente cayeran derrotados.

«Nos dimos una oportunidad para ganar, pero no lo cerramos», afirmó a los medios tras el encuentro.

«Pero me encantó el esfuerzo, me encantó nuestra tenacidad en la segunda mitad (…). Jugamos como un muy buen equipo, pero no fuimos capaces de cerrarlo», añadió.

En un duelo apasionante y a la altura de la rivalidad legendaria entre ambos equipos, los Boston Celtics vencieron este martes en la prórroga a Los Angeles Lakers en un duelo volcánico en el que los de LeBron remontaron un -20 en el tercer cuarto pero echaron por tierra un +13 en el último periodo (118-122). 

Jayson Tatum dio un recital en Boston con 44 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias y los Lakers contaron con una dupla enorme formada por Anthony Davis (37 puntos y 12 rebotes) y LeBron (33 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias). 

Con estos 33 puntos, LeBron sumó su partido número 516 anotando más de 30 puntos, superó a Wilt Chamberlain (515) y solo tiene por delante a Michael Jordan (562).

Al margen de récords, LeBron destacó que, en el mastodóntico parcial de 32-5 entre el penúltimo y el último periodo que les permitió dar la vuelta al encuentro, los Lakers «intentaron ser más físicos» en defensa para forzar «tiros difíciles» de Boston.

También habló de Davis, que firmó una gran actuación pero que falló dos tiros libres seguidos cuando quedaban 28 segundos y eso abrió la puerta para que Boston forzara la prórroga.

LeBron dijo entender a su compañero por estar triste y dolido tras ese desenlace.

«Esto significa que ama este deporte. Si fuera lo contrario y estuviera por ahí sonriendo estaríais preguntando qué tipo de compañero tengo», apuntó.

«Estoy absolutamente bien con cómo se siente», dijo LeBron al asegurar que no está «nada preocupado» sobre este fallo del pívot, que se une a otro tiro libre que erró la semana pasada en la derrota ante Philadelphia 76ers en otro partido vibrante.

Por último, LeBron subrayó que la responsabilidad de la derrota es colectiva («ganamos juntos y perdemos juntos») y admitió que le vendrá bien algo de reposo tras un partido con prórroga y a tope de revoluciones en el que jugó toda la segunda parte salvo dos minutos y medio. 
«Disfrutaré seguro mi día libre mañana», cerró.