La noticia del bajo número de matrimonios fue recibida con poca sorpresa por los internautas del país

EFE

Pekín, China

El número de nuevos matrimonios en China fue de 7,64 millones en 2021, la cifra más baja desde que comenzaron los registros en 1986, según datos del Ministerio de Asuntos Civiles recogidos hoy por el medio económico Yicai.

El dato es inferior en 680.000 uniones al registrado en 2020 y supone el octavo año consecutivo en el que los enlaces nupciales caen y la primera vez desde 2003 que descienden por debajo de 8 millones.

Asimismo, el número de personas que contrajeron primeras nupcias en el país asiático fue de 11,5 millones, 708.000 menos que en 2020, marcando un mínimo desde 1985.

La noticia del bajo número de matrimonios fue recibida con poca sorpresa por los internautas del país: «Seguro que no tiene nada que ver con los precios de la vivienda», ironizaba una usuaria de la red social Weibo, similar a Twitter, bloqueado en el país.

«Recordad esta cifra porque será la más alta de los próximos años», advertía otro comentarista.
Según el censo nacional presentado el año pasado, que se elabora cada diez años, China cuenta ahora con casi 1.412 millones de habitantes, aunque el envejecimiento y la baja natalidad han hecho saltar las alarmas en Pekín. 

La población china creció en 2021 en 480.000 personas, el dato más bajo registrado desde 1962 y que sitúa al país asiático al borde del crecimiento negativo. 

La mayoría de las provincias ya en recesión demográfica se sitúan en el noreste -las más afectadas-, norte y centro del país e incluyen grandes administraciones urbanas de nivel provincial como Shanghái (este) o Tianjin (noreste). 

La tasa de fertilidad del gigante asiático cayó por debajo del nivel de reemplazo de 2,1 en 1992 y en 2020, hasta el 1,3. 

Tras décadas imponiendo la política de un solo hijo y posteriormente ampliarla a dos, China permite desde el año pasado a sus ciudadanos tener un tercer hijo, aunque la decisión no ha sido acogida con gran entusiasmo por la población, debido tanto a la carga económica que supone la crianza como a la prioridad que muchas mujeres deciden dar a su carrera laboral. 

La Comisión Nacional de Sanidad de China confirmó el pasado verano que la población del país, el más poblado del mundo con unos 1.400 millones de habitantes, experimentará un crecimiento negativo antes de 2025. 

Expertos internacionales han vaticinado que la vecina India, con una población de unos 1.380 millones de habitantes en la actualidad, superará a China en un futuro cercano para convertirse en el país más poblado de la Tierra.