Edward Fernández

Las muertes de al menos 10 personas de forma violenta en las últimas 72 horas se han convertido en un motivo de preocupación en Santiago de los Caballeros.  

Ramón Antonio Veras (Negro) sostiene que la situación que en los últimos días se ha manifestado en forma alarmante en la ciudad es la real expresión de una sociedad en pleno estado de deterioro económico, social, ético y político.

El destacado jurista señala que no debe escapar a las autoridades el drama que está viviendo la gran mayoría del pueblo ante la actual ola de hechos criminales y delictivos.

Entiende que la crisis no se resuelve con medidas “artificiales” ni “coyunturales”.

En ese contexto, dijo sobre la disposición de prohibir las ventas de bebidas alcohólicas a partir de las 12 de la medianoche en la provincia Santo Domingo, que no guarda proporción esa limitación con el nivel de criminalidad.

Indica que alrededor de cada hecho repugnante en que se observa la sangre hay que buscar una parte del microtráfico de las drogas. Sugiere a las autoridades emplearse a fondo a los fines de llevar la tranquilidad a los hogares dominicanos.

“No se detienen los fenómenos por leyes, decretos ni represión. Se necesita imponer medidas profundas de contenido social”, expresó Veras.

Juan Castillo, presidente de la Fundación Solidaridad, dice que los niveles de inseguridad son tan altos que ni en sus hogares las familias están a salvo.

Entiende que debe producirse una combinación de las instituciones públicas con la sociedad civil para que ambos flagelos no sigan haciendo erupción.

Alarmante

La feminista Raquel Rivera califica como alarmante que un ciudadano sea víctima de la criminalidad y la delincuencia hasta en su propia su casa.

Un ejemplo de lo planteado por Rivera es el caso de Yesenia Sánchez, de 24 años de edad, quien murió al ser impactada por una bala en la cabeza mientras entraba a su casa en momentos que bandas rivales se enfrentaban, alegadamente por el control de un punto de venta de drogas, en el sector Santa Lucía, del distrito municipal Santiago Oeste.

La feminista sostiene que la actual situación es el resultado de las faltas de políticas efectivas para combatir dichos males sociales.

Ve la necesidad de que los tomadores de decisiones entiendan que el sicariato y la violencia no es un tema que se va a solucionar con anuncios a través de los medios de comunicación.

“Para enfrentar esos problemas se necesita que exista régimen de consecuencias”, plantea Rivera.

Fiscalía y Policía

Tras la reciente ola de hechos criminales, el fiscal titular de Santiago, Osvaldo Bonilla, y el director del Comando Regional Cibao Central de la Policía Nacional, general de brigada Ramón Samuel Azcona Reyes, sostuvieron una reunión para analizar la situación.

El funcionario judicial informó escuetamente que el objetivo del encuentro era trabajar por la seguridad de la ciudadanía.

El encuentro fue realizado en la sede policial en Santiago, ubicada en los terrenos donde operaba el Aeropuerto Internacional del Cibao.