Sobre la fusión de los casos, entiende que se trata de un engaño porque solo hay una acusación, «no hay dos procesos paralelos, es un solo»

El órgano persecutor establece que los implicados en este caso están acusados de cometer corrupción administrativa por más de RD$4 mil 500 millones. (DIARIO LIBRE/ DANIA ACEVEDO)

El abogado de la pastora Rossy Guzmán, implicada en el caso Coral, informó que a partir del próximo 11 de noviembre solicitará el cese de la medida de coerción contra su defendida, quien cumple prisión preventiva de un año y medio en el penal Najayo-Mujeres.

Héctor López Rodríguez, al recordar que «La Pastora» lleva 18 meses en prisión, dijo que desde el punto de vista legal se establece la revisión, pero entiende que «el sistema no ayuda».

«A partir del día 10 no hay excusas, la ley es clara, el máximo solo 18 meses, no hay excusas, aquí no va haber forma de que ningún juez, a partir del día 10 pueda dictar una sentencia manteniendo esa gente en prisión, no la hay», sostuvo previo al inicio de la audiencia donde se conoce la fusión de los casos Coral y Coral G.

https://f3b6e3dc9e43def1d132881e5f373f1f.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Asimismo calificó como una teoría del Ministerio Público de que los plazos son referencias y «decir eso es una atrocidad, debería caer preso el que diga eso». Explicó que el principal que rige el sistema jurídico en toda parte del mundo es el principio de legalidad.

Sobre la fusión de los casos, López entiende que se trata de un engaño porque solo hay una acusación, «no hay dos procesos paralelos, es un solo».

En ese sentido, dijo que el Ministerio Público cayó en una trampa al nombrar los procesos.»No había necesidad de hacer eso», enfatizó el abogado.

La jueza del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Yanibet Rivas, conoce este viernes la audiencia de solicitud de fusión de los casos Coral y Coral 5G, luego de cuatro aplazamientos que han retrasado el proceso.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) busca fusionar ambos expedientes contra 48 imputados, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas.

El órgano persecutor establece que los implicados en este caso están acusados de cometer corrupción administrativa por más de RD$4 mil 500 millones.

Entre los señalados de la Operación Coral figuran el mayor general Adán Cáceres Silvestre, Rossy Guzmán Sánchez (La Pastora), el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la religiosa), el coronel policial Rafael Núñez de Aza y el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz, así como el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez.