Los familiares de Dulce María se niegan hablar con miembros de la prensa

En medio de un ambiente tenso velan la mañana de este miércoles los restos de la señora Dulce María Romero, madrastra de Wilkin García Peguero, popularmente conocido como Mantequilla, quien murió anoche mientras recibía atenciones médicas, luego de sufrir un accidente de tránsito.

Los restos de la dama de 52 años están siendo velados en el sector El Matadero, del municipio Sabana Grande de Boyá, y los familiares se niegan a hablar con los periodistas.

Romero iba a bordo de una camioneta, conducida por Kelvin de Jesús Felipe Reyes, de 34 años, quien murió en el lugar de los hechos. El hoy occiso laboraba en la empresa 3.14 Inversiones World Wide SRL, propiedad de Mantequilla, quien desde hace varias semanas está en el ojo del huracán porque “multiplicaba” el dinero de sus inversores en Sabana Grande de Boyá, Monte Plata.

El accidente se registró en horas de la noche próximo al cruce de la provincia de Monte Plata, cuando, supuestamente, comunitarios que quedaron enganchados con el negocio de Mantequilla perseguían la camioneta en que se transportaban los hoy occisos.

Los comunitarios de Sabana Grande de Boyá que dieron dinero a Mantequilla, esperan que este les resuelva lo antes posible. Aseguran que muchos hicieron grandes deudas confiando en las promesas realizadas por el señor Wilkin García.