AFP

La cifra de enfermos de cólera sigue creciendo en Haití, según un nuevo boletín del Ministerio de Salud Pública obtenido por la AFP el martes, alimentando temores de un nuevo desastre en este país en plena crisis humanitaria y de seguridad.

Al lunes, 606 casos sospechosos y 66 confirmados habían sido censados, de acuerdo con el documento. Lo que representa un aumento de 222 nuevos casos sospechosos registrados entre el 13 y el 17 de octubre, además de 22 muertes en centros médicos.

También se consignaron casos sospechosos en nuevas regiones de este país caribeño, indica el boletín, en particular en los departamentos del Centro y de Artibonite.

Uno de los epicentros de la enfermedad es la cárcel de Puerto Príncipe, con 271 casos sospechosos, 12 confirmados y 14 muertes, según el ministerio.

El nuevo balance se da a conocer al día siguiente de una reunión en la ONU en la que el Consejo de Seguridad discutió el eventual envío de una fuerza internacional a Haití para enfrentar la crisis humanitaria y de seguridad.

Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, dijo que la situación en Haití es “absolutamente de pesadilla”, entre otras cosas por el bloqueo del principal terminal petrolero del país por parte de pandillas que no dejan salir el combustible.

“Tengo la delicada misión de llevar ante el Consejo de Seguridad el grito de angustia de todo un pueblo que sufre y decir en voz alta e inteligible que los haitianos no viven, sobreviven”, declaró ante el Consejo el ministro de Exteriores de Haití, Jean Victor Geneus. Mientras siguen aumentando los casos de cólera, manifestantes volvieron a protestar el lunes en Puerto Príncipe y otras regiones de la isla para exigir la renuncia del jefe del gobierno, Ariel Henry.