AFP

Brasil irá a balotaje el próximo 30 de octubre tras el sorpresivo desempeño del mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro este domingo en la primera vuelta de las presidenciales frente al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, que ganó por estrecho margen.

Al término de un conteo agónico que empezó dando a Bolsonaro una ventaja de hasta siete puntos pero que luego se fue reduciendo a cuentagotas, los resultados situaron al expresidente Lula con 48 % de los votos, frente a 43 % para el mandatario, con el 99 % de los colegios electorales escrutados.

Las principales encuestadoras habían vaticinado una amplia ventaja para Lula desde hacía meses e incluso habían previsto la posibilidad de que el expresidente ganara ya este domingo sin necesidad de balotaje.

Sin embargo, el mandatario ultraderechista resistió y logró un resultado que solo sus partidarios se empeñaban en creer. 

«Hoy vencimos la mentira» de las encuestas, dijo Bolsonaro a periodistas en el exterior del palacio presidencial de la Alvorada, en Brasilia, mostrándose optimista de cara «a la segunda parte del partido».