Entidades apresarán a los ciudadanos que violen la Ley 90-19 Adalberto de la Rosa

Distrito Nacional – abr. 27, 2023 | 12:01 a. m. | 5 min de lectura

El procurador de Medio Ambiente y el director regional del Distrito de la Policía Nacional advirtieron que serán más drásticos con los violadores de la Ley 90-19 sobre contaminación sónica, que incluirán apresamientos inmediatos en los casos de reincidencias y cierre de negocios.

A propósito de celebrarse ayer el Día Internacional de la Concienciación sobre los Ruidos, el procurador de Medio Ambiente, Francisco Contreras, afirmó que el Distrito Nacional no aguanta más ruidos y en ese sentido dijo que ya no se limitarán a llevarse las bocinas de los negocios bullosos, sino también el apresamiento de los propietarios.

«La Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente recibe más del 95 % de los casos de denuncias de contaminación sónica. Esto es grave y alarmante, nos hemos convertido en una ciudad de ruidos vecinos», dijo Contreras.

Explicó que elaboran un acta que utilizará la policía para arrestar a los ruidosos y luego solicitar medidas de coerción como lo establece la ley, con penas de 1 a 3 años de prisión. 

Dar ejemplo

El general Ernesto Rodríguez, director regional de la Policía en el Distrito Nacional, acompañado de los ocho coroneles de la dirección de prevención en la ciudad, dijo que están enfocados en controlar a la mínima expresión los ruidos. Indicó que conoce el Distrito porque ha sido encargado en dos ocasiones, pero que además entiende la problemática de los ruidos porque ha sido víctima

Por su lado, Andiel Galván, coordinador del Colectivo de Vecinos Contra el Ruido en el Distrito Nacional, informó que ya suman 50 juntas vecinales.

A la fecha se han realizado seis charlas sobre contaminación y sónica en varios lugares de la capital con la finalidad de llevar información a la ciudadanía, principalmente comercios y ciudadanos y se ha impactado cerca de 300 personas. 

También se han realizado más de una decena de sesiones de trabajo.

Mapa de ruido

La segunda actividad por motivo de la celebración del Día Internacional del Ruido fue una inducción sobre el proyecto Ciencia Ciudadana: Mapa de Ruido de la Ciudad Colonial, que tuvo lugar en el Museo Tostado en la Zona Colonial. 

Se trata de una iniciativa auspiciada por el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt) y la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (Unphu) que involucra a los residentes de la Zona Colonial, a los estudiantes y público en general en la creación del primer mapa de ruido del país para identificar los puntos calientes, recolectar evidencias de la infracción ambiental y orientar la toma de decisiones futuras en base a los datos recolectados por ciudadanos comunes y analizados por especialistas. 

El catedrático Moisés Álvarez socializó el proyecto con los miembros de la Asociación de Propietarios y Residentes de la Ciudad Colonial (Aprecc) a quienes les explicó la importancia de participar en este proyecto. 

Con qué medir el ruido

De acuerdo al proyecto presentado por Álvarez, el ruido en la Ciudad Colonial se medirá con los celulares de los participantes a través de aplicaciones digitales disponibles en App Store y Play Store para medir el ruido. Para obtener una información fidedigna, los celulares deben ser calibrados con un sonómetro físico.

«El objetivo de la inducción de hoy (ayer) es que ustedes descarguen la app y comiencen a jugar con ella, a conocerla, saber cómo funciona y lo útil que puede ser hasta en un futuro obtener las evidencias de contaminación sónica en su sector y llevarla a la Procuraduría de Medio Ambiente«. 

Para llevar a cabo este piloto, Alvarez explicó que necesita 100 participantes para que midan el ruido en igual cantidad de puntos en la ciudad primada de América. 

Indicó que la medición en cada celular deberá tener una duración de ocho horas continuas en un lugar fijo, esa información debe ser enviada a estudiantes de la Unphu, quienes se encargarán de tabularla para su posterior análisis. 

Estimó el comienzo del cálculo masivo de decibeles en la Zona Colonial el próximo mes. 

«No tenemos dinero para comprar 100 sonómetros, pero con teléfonos inteligentes y con voluntarios podremos realizar este levantamiento que será de beneficio para esta localidad y la proyección es que pueda servir para todo el país», ponderó. 

Tras la inducción a los moradores de la Ciudad Colonial en la que tuvieron la oportunidad de descargar una de las apps para estos fines «Decibel x: dBA sonómetro Pro», la presidenta de Aprecc, Raquel Casares, dijo que en lo adelante reclutará los vecinos voluntarios para el proyecto científico. 

«Este es una iniciativa muy importante y en Ciudad Colonial tenemos serios problemas«, expresó.

TEMAS –