Beltré y A. Mariñez

El primero de marzo fue la última vez que los familiares de Dabeida María Mercedes Brache, madre de dos hijos y maestra, conversaron con su pariente, y 41 días después la dama aún no ha regresado a su hogar.

Según informa Luis Vallejo, esposo de la desaparecida, su hija ha tenido que acudir a apoyo psicológico para poder sobrellevar la desaparición de su madre, circunstancia que la ha llevado a paralizar sus estudios universitarios en la carrera de medicina.

“La Fiscalía en conjunto con la Policía han estado en contacto permanente. Hemos dado algunos viajes para la carretera que conduce hacia Jarabacoa, pero no conseguimos ninguna información concreta”, comenta Vallejo.

Asimismo, agrega que hasta el momento, a pesar de que las autoridades tienen en posesión el teléfono de Dabeida, no ha recibido algún tipo de información por parte de ella de si se han conseguido nuevos datos intentando acceder al dispositivo.

“El tiempo va pasando. Muchas veces hay personas que duran años desaparecidas, no aparecen y luego de cinco años hasta las declaran muertas”, explica el señor Vallejo con preocupación.