Patria Reyes

Santo Domingo, RD

El presidente de la República, Luis Abinader, afirmó este sábado que la única solución que puede ofrecer la comunidad internacional a la crisis que atraviesa el pueblo haitiano es la pacificación.

“La única forma de actuar con Haití es pacificar Haití, si usted quiere ayudar Haití tiene que ir a pacificar a Haití, no es con otros discursos, esa es la forma”, manifestó el mandatario dominicano.

Abinader ofreció estas declaraciones durante la XXVIII Cumbre Iberoamericana, en la que participan varios jefes de Estado de Latinoamérica y Europa

En el encuentro, el presidente aseguró que los demás países no pueden permitir que la situación que vive Haití continúe, alegando que los que sufren son los más pobres de ese país, ya que lo más ricos residen en otras naciones.

“La comunidad internacional no puede permitir que siga esa situación en Haití. Los que están sufriendo son los pobres haitianos. Los pocos ricos están en Miami o en República Dominicana y todos los días con esas bandas lo que hay es violaciones y más violaciones a todos los derechos humanos, y violaciones también a la integridad y dignidad del nivel más pobre de la población haitiana”, expresó.

Asimismo, concluyó su intervención sobre el tema aseverando que la “pacificación” es la única vía para aliviar la crisis haitiana.

Le respondió a Costa Rica

Las declaraciones de Abinader fueron en respuesta a lo dicho por su homólogo costarricense, Rodrigo Galves Robles, quien fue el primero en poner en el tapete el tema de Haití, haciendo un llamado a la Organización de Naciones Unidas para que se brinde respuesta inmediata a las solicitudes para hacer que ese país vuelva a tener control y se controle la violencia que existe en esta nación.

Galves Robles señaló que el 70% del territorio de Puerto Príncipe está controlado por grupos criminales y eso no podemos ignorarlo. 

“No podemos negociar con las tres bandas criminales grandes, dicen que hay que llamar a elecciones”, pero se preguntó quién va a ganar esas elecciones.

“Hay que apagar el incendio antes de preguntarnos cómo vamos a reconstruir esa casa, no es posponiéndolo ni ignorándolo. Estamos hoy aquí en RD, en la misma isla donde hay un estado fallido, donde hay violencia y el mundo está volviendo a ver para el otro lado. No me parece justo decirle a RD que envié fuerzas armadas, esto es una responsabilidad mundial y no la estamos atendiendo”, expuso el mandatario costarricense.