Patria Reyes Rodríguez

El aumento salarial de un 19% de manera gradual entre abril 2023 y enero del 2024 fue la salida más fácil tomada en el Comité Nacional de Salarios, tomando en cuenta que los representantes de los trabajadores, en común acuerdo con el Gobierno, habían planteado la necesidad de alcanzar un “Pacto por el Salario” que permitiera hacer  los reajustes necesarios para que los sueldos respondan a la realidad que vive la población.

La información fue ofrecida por el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael -Pepe- Abreu, quien explicó que en distintas reuniones previas al acuerdo, los sindicatos y el Gobierno estaban alineados en lograr este pacto que en su esencia se proponía lograr revisiones y ajustes anualizados a las escalas salariales hasta que alcancen el costo de la canastas básicas para los tres primeros grupos de ingresos en que el Banco Central divide a la población.

Abreu explicó que, ante la negativa del sector empresarial, “con su visión atrasada”, no quedo otra salida más que acatar lo que manda el Código Laboral en cuanto a la revisión y ajuste de los salarios mínimos, lo que dijo da un alivio a los trabajadores de las empresas privadas no sectorizadas que devengan sueldos mínimos, los cuales representan el 65% de los dos millones de empleos formales que genera la empresa privada.    

Indexación

Expuso, además, que es necesario rescatar la indexación por inflación que prevé el Código Tributario y que se ha estado ignorando en perjuicio de los trabajadores con salarios superiores a los mínimos y que pagan impuesto sobre la renta.

El sindicalista explicó que como parte del pacto se debe apelar a retomar esta indexación para que los trabajadores sean exceptuados en el nivel que corresponde por inflación del salario, que dijo en la actualidad, el cobro del impuesto sobre la renta no debería aplicarse a salarios por debajo de los RD$44,000. Agregó que el movimiento sindical luchará para alcanzar un “Pacto por el Salario”.

Tanto Abreu como el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), Jacobo Ramos, destacaron que más del 70% de los empleados que tendrán reajuste del salario mínimo pertenecen a la grande y mediana empresa. Según el Ministerio de Trabajo el aumento salarial impactará al 75% de los trabajadores del sector privado formal, lo que dice representa alrededor de 1.1 millones de trabajadores.

Comerciantes, a favor

El presidente de la Federación Dominicana de comerciantes (FDC), Iván García, favoreció que todos los salarios sean revisados cada año y ajustados en base a las cifras de inflación que ofrezca el Banco Central en los primeros días de cada enero.    

“No solamente son los empleados que tienen un salario mínimo que se ven afectados por la inflación, sino son todos los asalariados de la República Dominicana, por lo cual nosotros aunque estamos de acuerdo con que se le incremente el salario a los empleados, entendemos que no hay que esperar dos años y cuatro meses para subirle el sueldo mínimo a los empleados, eso hay que terminarlo de una vez y por todas y enfrentar que cada año sea un incremento general de salarios”, expresó García en unas declaraciones sobre el tema enviadas a los medos de comunicación.