EFE

La Corte Suprema de Brasil ordenó la prisión preventiva por tiempo indefinido a 942 de los 1,406 seguidores del expresidente Jair Bolsonaro detenidos por los actos golpistas del 8 de enero, informó este viernes el tribunal.

El magistrado Alexandre de Moraes, instructor del caso, concluyó el análisis de las audiencias de custodia de los detenidos en flagrante, quienes pasarán al régimen de prisión preventiva, una medida cautelar que no estipula un plazo para una sentencia.

Otras 464 personas fueron amparadas con medidas cautelares y responderán ante la Justicia en «libertad provisional», pero sometidos a varias condiciones, entre ellas el uso de tobillera electrónica para ser monitoreados y presentación semanal ante las autoridades.

https://f92e9cc0e9fd2ee5f261eaefad2d1d64.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-40/html/container.html

De acuerdo con el alto magistrado, quien el miércoles había dado un balance parcial de las audiencias, «las conductas fueron ilícitas y graves, con la intención de, por medio de violencia y grave amenaza, impedir el ejercicio de los poderes constitucionales constituidos».

«Hay pruebas en los autos (del proceso) de la participación efectiva de los investigados en una organización criminal que actuó para intentar desestabilizar las instituciones republicanas», señaló el magistrado.

De Moraes indicó que los implicados entran a prisión preventiva por participar en «actos de terrorismo» y «destrucción de predios públicos» y responderán por los delitos de «asociación criminal, abolición violenta del Estado democrático de derecho y golpe de Estado».