AP

Annapolis, Maryland

Wes Moore fue juramentado ayer miércoles como el primer gobernador de raza negra de Maryland, y se comprometió a trabajar por una mayor inclusión y equidad económica mientras también se enfoca en mejorar la educación, y en combatir el crimen y el cambio climático.

Moore, después de ser presentado por Oprah Winfrey ante la Cámara de Representantes de Maryland, señaló que el estado es uno de los más ricos del país, pero también lo describió como “rico en bienes y pobre en estrategia”.

“Es hora de que nuestras políticas sean tan audaces como nuestras aspiraciones y de confrontar el hecho de que nos han ofrecido opciones falsas”, dijo Moore. “No tenemos que elegir entre una economía competitiva y una equitativa”.

El demócrata de 44 años, quien ganó de manera aplastante en noviembre, también se comprometió a luchar contra el crimen violento. Muchos residentes de Maryland han perdido la fe en la capacidad del gobierno de mantenernos a salvo, dijo.

El año pasado en Baltimore, la ciudad más grande de Maryland, hubo más de 300 homicidios por octavo año consecutivo. La violencia con armas de fuego sigue siendo elevada, pese a las reiteradas promesas de funcionarios electos.

Moore dijo que el estado puede formar una fuerza policial “que se mueva con intensidad apropiada, integridad absoluta y rendición de cuentas completa, y aceptar el hecho de que no podemos y no nos militarizaremos para estar seguros”.