PEDRO G. BRICEÑO

El Licey se colocó a solo un paso más para conquistar su primera corona en los últimos seis campeonatos.

Jorge Alfaro volvió a colocarse el traje de héroe para los felinos al conectar jonrón y doblete, remolcadores de dos vueltas y los Tigres se impusieron anoche 3-1 a las Estrellas en el tetelo Vargas para ponerse a solo un triunfo para lograr su primer cetro en la pelota dominicana desde que en el 2016-17 dominaron a las Aguilas 5-4. Esta sería su corona número 23

Aunque el juego no culminó sin antes ,las Estrellas amenazar en el noveno cuando colocaron corredores en tercera y primera con dos outs, pero el cerrador Jairo Asencio ponchó a Junior Lake para culminar el choque.

Alfaro inició su ofensiva con un vuelacercas solitario en el primero ante Edwin Uceta, abridor de las Estrellas y luego empujó a Ronny Mauricio, quien anotó desde la inicial tras tubey del gran refuerzo liceísta. Sergio Alcántara se encargó de empujar la otra del Licey con un sencillo en el cuarto.

Ellos se encargaron de proporcionar todo el castigo necesario frente a siete pitchers de las Estrellas.

Mientras que Brooks Hall, el abridor de los azules lanzó de manera sólida durante los primeros cinco episodios y recibió el respaldo de otros cinco relevistas para dejar a los verdes en apenas una vuelta y seis hits.

La ofensiva de las Estrellas ha estado muy por debajo en los pasados dos encuentros en que apenas han marcado una vuelta en los mismos.

El Licey volvió a jugar sin errores y no ha cometido ninguno en la serie, en tanto que su rival cometió cuatro errores y cuenta con ocho en el evento.

Hall fue el ganador, en tanto que Edwin Uceta fue el derrotado. Jairo Asencio se anotó el salvamento  el número cinco en finales y se coloca a uno de igualar la marca que esta en poder de Darío Veras.

En Series finales pactada a un 7-4 los únicos conjuntos que han logrado reponerse de la misma, al menos cuando han caído debajo 1-3 son el escogido de 1987-88 , año en que venció 4-1 a las Estrellas y las Aguilas en el 2020-21 cuando se impusieron  a los Gigantes.

El Licey no espero mucho y marcó una vuelta en el mismo primer episodio mediante vuelacercas de Alfaro entre los jardines central e izquierdo ante el abridor Uceta.

Los felinos marcaron una más en el cuarto, también luego de dos outs, Dairon Blanco recibió boleto, se estafó la intermedia y entró en carrera por imparable de Sergio Alcántara.

Los azules elevaron la ventaja a 3-0 en el quinto por transferencia a Ronny Mauricio luego de dos outs y anotó desde la inicial por doblete de Alfaro por toda la raya del prado izquierdo.

 Pero, en la conclusión de esa entrada, los paquidermos primero quebraron el partido sin hit que venía tirando Hall, mediante doblete de Robinson Canó y otro tubey conectado por Lewin Díaz.