Ángel Valdez

Mientras los agentes de la  Dirección General de Migración retenían a los haitianos, presuntamente ilegales, los extranjeros se notaban visiblemente enojados con la acción de las autoridades.

Luego de un alto a las repatriaciones los días 24 y 31 de diciembre por las festividades navideñas y las celebraciones familiares, las repatriaciones en el país regresan a la normalidad.

Alrededor de las 9:00 de la mañana de ayer, militares adscritos a Migración, establecieron un retén en el Parque Enriquillo de la capital, frente al destacamento policial Villa Francisca, para apresar a los extranjeros con estatus migratorio irregular.

Los haitianos, al observar la patrulla de la entidad migratoria con “la camiona”, salían despavoridos para  evitar que las autoridades notaran su presencia. Corrían por las calles y las instalaciones del parque. Los extranjeros de a pie y los que transitaban en vehículos, sin excepción alguna, eran detenidos por las autoridades.

El proceso de revisión consistió en verificar la documentación oficial que indica la permanencia en República Dominicana de manera legal.

En caso de no tener la versión original del permiso o carecer del mismo, los agentes procedían a introducirlos al vehículo.