Diario Libre

El gerente de los Tigres del LiceyAudo Vicente, reaccionó molesto con los fanáticos de las Águilas Cibaeñas que durante el partido del miércoles encendieron celulares para molestar a lanzadores azules durante el partido disputado en el estadio Cibao.

Vicente definió el hecho como bochornoso para el béisbol y dijo esperar que la Lidom tome una decisión al respecto.

«Esos son para mí actos bochornosos que van en contra del crecimiento de nuestra liga; ver gente con celulares, con un láser hacia la cara de un lanzador, o sea, yo creo que cuando la seguridad o los directivos de cualquier franquicia, en esto no estoy crucificando a las Águilas, determinen qué persona tiene este tipo de acción se deben incluso hasta vetar de los estadios», dijo Vicente a Noticias SIN. 

“Nuestra fanaticada tiene que madurar en ese sentido, tienen que entender que usted paga un ticket para ver un espectáculo y que si en algún momento ya no le gusta el espectáculo, entonces retírate”, dijo el ejecutivo.

El árbitro Félix Tejeda hizo una advertencia al público y las luces de los dispositivos fueron apagados. 

Si el dirigente azul, José Offerman, hubiese decidido sacar el equipo del terreno y la acción del público continuaba el árbitro pudo haber confiscado el juego para la novena amarilla, que terminó perdiendo por 4-3.