AP

Londres, Reino Unido

Newcastle mostró su determinación de ser parte de la lucha por el título en la Liga Premier el lunes, al golear 3-0 en su visita a Leicester, para colocarse provisionalmente en el segundo sitio.

La pausa de seis semanas no pareció afectar lo que ha sido una campaña memorable del conjunto dirigido por Eddie Howe. Los Magpies se llevaron los tres puntos del King Power Stadium tras una estupenda actuación en los primeros 32 minutos.

Un penal convertido por Chris Wood y un disparo sublime del paraguayo Miguel Almirón colocaron al Newcastle arriba por 2-0 después de apenas siete minutos.

El brasileño Joelingon consiguió el tercer tanto poco después de cumplirse la media hora.

La única derrota de Newcastle en 16 cotejos de la Premier en esta campaña llegó en Liverpool, el último día de agosto. La racha de seis triunfos es la mejor del equipo desde 2012.

El equipo de Howe ha mostrado que no se conforma con el buen desempeño ofrecido en la primera parte de la campaña.

Falta mucho camino por recorrer y está por verse si los Magpies tienen la calidad para seguirle el paso al Arsenal y al Manchester City. Pero de cara al periodo de transferencias del invierno, los hinchas de Newcastle sueñan al menos con terminar entre los cuatro primeros, algo que no ha ocurrido en 20 años.

Almirón logró un golazo. Abastecido por Kieran Tripper desde la derecha, realizó una gambeta hacia dentro, hizo una pared con Brumo Gimaraes y definió con nervios de acero ante Danny Ward, para llegar a ocho dianas en nueve partidos de liga.

Liverpool extendió también una racha ganadora en la Premier. Se impuso 3-1 al Aston Villa y se acercó a los cuatro primeros.

Mohamed Salah y Virgil Van Dijk anotaron en el primer tiempo en el Villa Park antes de un tanto de Stefan Bajcetic, en la agonía del encuentro.

Merced a su tercer triunfo en fila, los Reds están sextos, a cinco puntos de los puestos que reparten pasajes para la Liga de Campeones.

Julen Lopetegui marcó su debut en la Liga Premier inglesa el lunes, con una victoria por 2-1 sobre Goodison Park, gracias a un gol en los descuentos que agravó la presión sobre el técnico rival Frank Lampard.

Un partido de escasa calidad parecía tener como desenlace seguro un empate que habría hecho poco por la causa de cada bando. Sin embargo, Rayan Ait-Nouri ingresó como sustituto y anotó en una contra a los cinco minutos del añadido.

El jugador francés había anotado a media semana, en las postrimerías de un cotejo de la Copa de la Liga, que los Wolves ganaron al Gillingham de la cuarta división. Pero su definición a boca de gol aseguró el primer triunfo del equipo desde marzo, cuando jugó también en casa de los Toffees.

Wolverhampton logró apenas su tercer victoria en esta campaña de liga. Con ello, salió del fondo de la tabla y se acercó a un punto del Everton, que ocupa el 17mo sitio.

Ahora, el equipo dirigido por Lampard ha perdido seis de sus últimos ocho cotejos y se muestra improductivo al frente.

El tanto del colombiano Yerry Mina a los siete minutos fue apenas el 12mo del Everton en 16 compromisos de liga.

Daniel Podence igualó con una buena jugada de pizarrón a los 22.

Los jugadores del Everton se marcharon entre abucheos esporádicos tras el primer tiempo. Las muestras de rechazo arrecieron luego del silbatazo final.

Harry Kane volvió a la Liga Premier y marcó un tanto para ayudar a que el Tottenham se recuperara de un déficit de dos goles e igualara el lunes 2-2 con el Brentford.

Kane, quien falló un penal en el partido de cuartos de final que dejó eliminada a la selección inglesa ante Francia en el Mundial hace un par de semanas, anotó a los 65 minutos.

Remató con la cabeza un centro de Clement Lengelet para llegar a su décimo gol con el Tottenham en el Boxing Day, como se conoce a la tradicional jornada de partidos en Inglaterra un día después de la Navidad.

Pierre-Emile Hojbjerg igualó seis minutos después por el Tottenham. Vitaly Janelt e Ivan Toney anotaron por el Brentford.

Fue el sexto partido en fila en que el Tottenham se ha visto en desventaja.

Éste fue el primer encuentro de la Liga Premier en más de un mes, tras la larga interrupción por el Mundial en Qatar.

Más tarde, un error del arquero y un autogol condenaron a Southampton a una derrota por 3-1 ante Brighton, su adversario de la costa meridional.

Los Saints cayeron al fondo de la tabla. Brighton logró su tercer triunfo en cuatro cotejos de liga y se colocó dos puntos detrás del Manchester United, que es quinto.

Fulham ganó un derbi londinense apenas por segunda vez en 29 intentos. Goleó 3-0 a un Crystal Palace que se quedó con nueve hombres por las tarjetas rojas a Tyrick Mitchell y James Tomkins.