AFP

Yakarta, Indonesia

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón se comprometieron el martes en Indonesia a considerar «todas las opciones» contra Corea del Norte, tras una oleada sin precedentes de test de misiles por parte de Pyongyang que disparó las tensiones regionales. 

«Examinaremos todas las opciones, incluida la capacidad de contraataque», declaró un alto funcionario del Ministerio de Exteriores japonés, Takehiro Funakoshi en la capital de Indonesia.

Funakoshi se reunió  con el representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Sung Kim y su homólogo surcoreano, Kim Gunn. 

Los últimos lanzamientos de Corea del Norte incluyen el test el mes pasado de su misil balístico intercontinental más avanzado y otro misil que cruzó la frontera marítima y cayó en aguas surcoreanas por primera vez desde la Guerra de Corea. 

Los tres países impusieron este mes sanciones a funcionarios y grupos norcoreanos para castigar al régimen de Kim Jong Un por los test armamentísticos. 

Gunn dijo que Pyongyang se había vuelto más agresivo y que los tres aliados armonizarían las sanciones a pesar de los vetos de China y Rusia. 

«Corea del Norte es cada vez más agresiva y descarada en su amenaza nuclear», declaró el enviado del Sur. «Las nuevas provocaciones de Corea del Norte recibirán una respuesta firme y unida de la comunidad internacional», añadió.