Génesis/ Cándida /Ashley

Las declaraciones del presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana(JAD), Osmar Benítez, de que el campo no necesita de más mano de obra haitiana generó el respaldo de varios representantes del agro, con la excepción del dirigente de San Juan Robin Alcántara, quien asegura que con “todo el respeto que le merece”, el campo está muy lejos de tecnificarse para prescindir de esa mano de obra.

El presidente del Movimiento Campesino Dominicano (MCP), Ernesto del Rosario Castro, afirmó que  los campos pueden ser trabajados por mano de obra dominicana, en colaboración con los agricultores y productores.

Ayer, del Rosario Castro expresó  que “siempre se necesita mano de obra, pero yo pienso que podemos utilizar más mano de obra dominicana y que los productores le den mejor beneficio a los dominicanos.

Rafael Pepe Abreu, presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), manifestó que “debe ir cada día disminuyendo más la mano de obra haitiana y que cada día lo que debe hacerse es reivindicar los derechos de los trabajadores y hacer el trabajo de campo atractivo para el dominicano”. 

Abreu afirmó que hay “demasiado peso del alquiler de maquinarias privadas para la preparación de tierras del Estado y consideró  “que aunque el sector privado participe, el Estado de manera directa, es que debe darle la asistencia técnica de maquinarias”.

Agregó que “de ese modo, el costo del uso de esos implementos técnicos, como lo asuma el Estado, es distinto, se le facilita al parcelero y puede producir a costos menores a como produce si interviene la parte privada”. Martín Vivar Piña, expresidente y actual asesor del MCD, expresó que  “una gran cantidad de mano de obra es haitiana”  y aseguró que “son una necesidad”.
Otros opinan