Redacción Sociales

Santo Domingo

Catalysta, la pinacoteca art-tech dominicana, muta temporalmente, de lo virtual a lo tangible, con la inauguración de la Galería Pop-Up, en la Ciudad Colonial.

 La exposición cuenta con la curaduría de Valerie C. Brugal.

“Formamos un vínculo con el arte que exhibimos en nuestros espacios personales. Nos conecta con el artista, un lugar, una memoria, e invita a otros a formar parte de nuestra historia”.

Así se expresó Brugal, amante del arte y ávida consumidora cultural, que un día decidió hacer de su pasión su medio de vida, fundando Catalysta. Brugal ha logrado cambiar la forma de invertir en arte, a través de una plataforma que aporta asesoría e intermediación.