El trabajo para erradicar la violencia de género, intrafamiliar y sexual no es posible únicamente con el abordaje a las víctimas del flagelo, sino que, además, abarca la rehabilitación de la conducta violenta de los agresores.

Desde el Centro de Intervención Conductual para Hombres del Ministerio Público en la Región Norte, se abarca otra de las etapas del proceso de reinsersión del hombre que ha ejercido violencia y las estadísticas que maneja el centro evidencian que revertir esa mentalidad abusiva es posible, por cuanto la violencia no es inherente a la condición humana, sino que se trata de una conducta aprendida por cultura y herencia patriarcal.

El psicólogo Oscar Benliza director del centro, resume en este capítulo el protocolo de actuación que se activa con el ingreso de un hombre que ha sido referido para recibir las terapias.

FiscalíadeSantiagoRD

CentroConductualparaHombres

UnidaddeViolenciadeGénero

MesdelaErradicacióndelaViolencia