Ángel Hernández garantiza que todos los sectores vinculados a la educación serán consultados

Vinculados al sector no ven la necesidad de que sea modificada la normativa sobre docentes de excelencia

El presidente Luis Abinader encargó al ministro de Educación, Ángel Hernández, la responsabilidad “de realizar los esfuerzos necesarios para lograr el consenso sobre el marco normativo de la formación inicial de los docentes”, que implica la modificación de la Normativa 09-15.

El jefe del Estado tomó la decisión en la reunión del Gabinete Educativo realizada la tarde del pasado miércoles en el Palacio Nacional, donde se debatió el tema.

En ese sentido, Hernández informó que organizará actividades orientadas a garantizar que todos los sectores expresen sus puntos de vista y lograr el consenso esperado. 

“La educación del país reclama unidad de criterios en torno a políticas fundamentales como lo es la formación con calidad de los docentes. Todos los sectores, incluida la prensa especializada, serán convocados para lograr definir una política coherente de formación de docentes”, destacó.

Hernández dijo que también serán invitados a participar en la discusión los partidos políticos, organizaciones no gubernamentales como Educa, Inicia, Foro socioeducativo, el sector social del Pacto por la Reforma Educativa y todos representantes del sector educativo público y privado.

Se mantiene resistencia a cambios en normativa

Aunque se va a discutir con mayor pluralidad, se mantiene la resistencia a que se introduzcan cambios a la normativa que sustenta el Programa Docentes de Excelencia.

Julio Leonardo Valeirón, doctor y educador, considera que el tema en cuestión tiene muchas aristas por donde reflexionar, una es la normativa en sí misma y su impacto en los procesos para los cuales fue diseñada, es decir, la formación inicial docente de calidad. Otra, los intereses que la puesta en ejecución de dicha normativa impactan de una manera u otra, y quizás una tercera, es la particular postura de la principal formadora de docentes, la UASD.

“Sobre el primer tema, uno se pregunta ¿por qué abandonar o ‘cambiar’ algo que empieza a dar los resultados esperados? No resulta lógico que, si aquellos egresados de la carrera de educación que pasaron por las instituciones que asumieron la normativa y a quienes les fue muy bien en el pasado concurso docente, en contraposición de aquellos que no, queramos cambiar la política que ha hecho posible la diferencia”, se cuestionó

Entiende que, si como consecuencia de la aplicación de la normativa un porcentaje apreciable de egresados de algunas universidades no logran superar las herramientas evaluativas, no es la herramienta a la que hay que mirar, sino a las instituciones que los formaron sin las competencias requeridas como profesionales de la educación. 

Cambiar la política de formación con el propósito de bajar los estándares de exigencias es un problema que raya incluso en lo ético, es decir, en el abandono de valores fundamentales en la materia, particularmente el que los intereses que primen sean los de los niños, niñas y adolescentes más pobres, que son los que van a la escuela pública, no se les asegure una educación de calidad. Lo que, para ellos, los estudiantes, es un derecho inalienable, para quienes dirigimos y ejecutamos la política es un deber ético”, recalcó Valeirón.

Insistió en que la Normativa 09-15 debe seguir vigente, monitoreada y evaluada, eso sí, para que sea siempre mejorada en función con el propósito para el que fue diseñada, formar maestros de alto nivel de calidad. Consideró que todo luce que «queremos seguir formando maestros que no saben acerca de lo que tienen que enseñar», pero como mostró la Evaluación del Desempeño Docente 2017, tampoco saben mucho acerca de «cómo enseñar».

Mientras que el rector de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), arquitecto Miguel Fiallo Calderón, se expresó a favor de la aplicación de la normativa 09-15 y las respectivas pruebas de ingreso para los aspirantes a las carreras de educación: la Prueba de Orientación y Medición Académica (POMA) y la Prueba de Aptitud Académica (PAA).

Fiallo Calderón manifestó la importancia que tiene la aplicación de la normativa y reiteró: «Desde sus inicios la UNPHU trabaja por la calidad y la excelencia de la educación; por lo que estamos de acuerdo con la aplicación de la normativa y todo aquello que contribuya a elevar la calidad y la excelencia de la educación de nuestro país».

Para el exministro de Economía, Juan Ariel Jiménez, lo que no queda claro es qué problema se quiere corregir modificando la Normativa 09-15, cuando tanto la normativa anterior 08-11 como la actual fueron el resultado de dos diagnósticos que hizo el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), y en el caso de la 09-15 también de un programa piloto que hizo Inafocam en la Universidad ISA.

“Todo lo dispuesto en la Normativa 09-15 responde a la corrección de un problema identificado en el diagnóstico del por qué cerca del 70 % de los postulantes al concurso de oposición. Entonces, en esta ocasión, ¿qué es lo que se quiere corregir modificando la 09-15?”, concluyó Jiménez.