Anabel Martínez

Nueva York. El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó un 3.5 % y cerró en 85,83 dólares el barril, continuó así por tercer día consecutivo con la tendencia bajista cuando los ojos de los inversores están pestos en China y sus políticas anticovid.

Al finalizar las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuro del WTI para la entrega en diciembre bajaron 3.08 dólares con respecto al cierre del día anterior.

Los precios del petróleo extendieron sus caídas del miércoles por la mañana después de que la Administración de Información de Energía (EIA) comunicara que los inventarios de crudo de EE.UU. aumentaron en 3.9 millones de barriles durante la semana que terminó el 4 de noviembre.

Los nuevos brotes de covid-19 en China -el mayor importador de petróleo- han aumentado las preocupaciones sobre la demanda del crudo a lo que, además, hay que sumarle el miedo general por una posible recesión a nivel mundial.

Esto nubla las esperanzas del mercado de la semana pasada, cuando los expertos señalaban que China podría relajar sus restricciones contra la pandemia.

Tom Essaye, de la firma Sevens Report, además, señala que otra razón de la baja son los comentarios del ministro de Energía de Omán, Salim Al-Aufi.

Según Essaye, Al-Aufi “dijo que el grupo de la OPEP+ podría agregar suministro ‘fácilmente’ si fuera necesario y que el enfoque de la reunión de la OPEP+ de diciembre estará en las llamadas a la recesión europea”, y esto ha generado “preocupaciones sobre las expectativas de demanda”, anota el experto.

Los contratos de futuro de gas natural para diciembre bajaron 27 centavos de dólar, hasta 5.86 dólares, y los de gasolina con vencimiento para el mismo mes bajaron 9 centavos, hasta 2.54 dólares el galón