Claudia Fernández

En conmemoración cada 15 de noviembre al Día Mundial Sin Alcohol, el Ministerio de Salud Pública presentó datos estadísticos que revelan la relación entre los accidentes de tránsito y el consumo de bebidas espirituosas.

Durante el foro “Atención primaria en el abordaje de alcohol, drogas y accidentes de tránsito, se precisó que una persona que conduzca bajo los efectos del alcohol tiene 17 veces más probabilidades de ocasionar un siniestro.

La directora de Salud ColectivaYocastia de Jesús, indicó que los accidentes de tránsito se han convertido en “un problema importante de Salud Pública” por la cantidad de vidas que se pierden asociadas al consumo de alcohol e hizo un llamado a la prudencia, especialmente por la temporada navideña que se acerca.

De Jesús destacó que aunque el 87.8 % de las muertes por accidentes causados por el alcohol fueron hombres, el consumo en las mujeres va en aumento.

Asimismo, el incremento de diagnósticos de trastornos mentales que están directamente asociados al consumo de alcohol y el desarrollo de enfermedades hepáticas y accidentes cerebrovasculares.

El consumo de alcohol afecta a la dinámica familiar. ¿Cómo queda esa persona a sabiendas de que por su irresponsabilidad otra persona perdió la vida?”, preguntó a la audiencia a modo de reflexión.

Estudio en el hospital Darío Contreras

Asimismo, el director de Salud de la Población, Elías Melgen, presentó los resultados de un estudio realizado en el Hospital Darío Contreras entre mayo y diciembre de 2018, donde se tomaron 501 muestras en pacientes lesionados en accidentes y se determinó que el 18.9 % de ellos habían ingerido bebidas alcohólicas.

El 67 % presentaba un consumo de moderado a severo. Otro dato de interés fue que 83.5 % de los positivos iban de conductor en el vehículo. El 86.5 % de los accidentes ocurrieron en motores y el 72.7 % no llevaba casco protector o cinturón, en el caso de los carros.

El 25.7 % dio positivo también al consumo de drogas, siendo el cannabis el de mayor preponderancia.