Los azules resuelven en una entrada un partido que se planteaba complicado

El Licey resolvió en una entrada un partido donde en la mitad del juego no pegó de hit. Los Tigres derrotaron 7-2 a los Gigantes, frenaron su racha de dos reveses y siguen bailando bolero con las Águilas en la zona más alta de las clasificaciones.

César Valdez (2-0) trabajó siete entradas de solo tres hits, una carrera, se complicó con cuatro boletos, pero poncho siete hombres para apuntare el triunfo. Con el madero, Arístides Aquino respondió con un triple que limpió las bases en un sexto innings que definió la victoria 15 en los primeros 21 partidos de los azules.

El triunfo mantiene a los felinos con medio partido de ventaja sobre las cuyayas (16-7), que también se impusieron en su compromiso del viernes, ante los Toros (7-14). Los nordestanos (11-10) vieron cortar su cadena de tres triunfos y se mantienen en la tercera posición.

El revés fue para Derrick Loop (1-1).

La visita pisó primero la goma. Lo hizo en el quinto. Tras Webster Rivas poncharse, Eury Pérez pegó sencillo al jardín izquierdo, que le permitió avanzar hasta segunda por error en el recorte del lanzamiento, Iván Castillo fue golpeado y Henry Urrutia y Kelvin Gutiérrez recibieron boletos para forzar la entrada de la carrera. Valdez evitó males mayores al dominar a Carlos Peguero con rodado a la inicial.

Los azules terminaron con el juego sin hit que le lanzaba Cristopher Crisóstomo en el quinto e igualaron el choque. Con un out, Elly de la Cruz y Arístides Aquino recibieron bases por bolas y Trenton Brooks disparó sencillo productor al derecho.

Entonces en el sexto capítulo llegaron las vueltas que sentenciaron la victoria. Michael de la Cruz fue transferido y avanzó a segunda con toque de sacrificio de Emilio Bonifacio. Tras Sergio Alcántara poncharse, Ronny Mauricio bateó hit al derecho que remolcó la ventaja, Ramón Hernández fue transferido y De la Cruz llegó a salvo a la inicial con rodado que fue errado por el primera base Urrutia para que se llenen las bases y llegó el triple productor de tres de Aquino.

En el noveno nordestano, Melvin Mercedes recibió boleto de Carlos Vargas, avanzó por lanzamiento descontrolado y anotó con rodado de Edwin Espinal.