Nathanael Pérez Neró

Con los jugadores de los Astros todavía oliendo a champaña caro, el relevista dominicano Rafael Montero fue parte del primer grupo de 131 jugadores que llenó su documentación para convertirse en agente libre.

Aaron Judge, Carlos Correa, Jacob deGrom, Justin Verlander, Trea Turner y Xander Bogaerts aparecen como los peces gordos disponibles, aunque hay que disponer del capital como para abrir un banco para siquiera molestar a sus agentes.

El material criollo que llega a la agencia libre esta vez no proyecta capturar dinero tan alto, de ahí que las noticias que inunden las redes y web en torno a un gran contrato para duartiano pudiera llegar de uno de esos jóvenes cuyo potencial tienta a los clubes a lanzarle extensiones. Rafael Devers, Vladimir Guerrero Jr., y Jeremy Peña entran en esa categoría.

En el entorno de Devers, dicen a DL, se resisten a tomar el caso de Austin Riley como referencia para negociar y están dispuestos a llegar a la agencia libre tras 2023 si en Boston ofrecen menos de US$300 millones. Los Medias Rojas pulsean y si no convencen a Bogaerts de renovar hasta Pedro Martínez y David Ortiz advierten que la salida de Devers es inminente.

El antesalista de los Bravos, con números y edad similar al de Samaná, se puso de acuerdo en agosto con Atlanta por US$212 millones por 10 años (2023-2032).

Sin grandes contratos

Además de Montero, entre el primer grupo publicado aparecen otros 11 quisqueyanos. Se trata de los abridores Johnny Cueto y José Ureña, los relevistas Alex Colomé, Carlos Estévez, Joely Rodríguez y Miguel Castro, el torpedero Jean Segura, el receptor Gary Sánchez, los inicialistas Miguel Sanó y Carlos Santana y el bateador designado Nelson Cruz.

Segura tenía una opción de US$17 millones dentro de la extensión de contrato que firmó en 2017 con los Marineros, pero los Filis no la ejercieron. Con 32 años, tras una campaña donde solo pudo jugar 98 partidos y finalmente debutar en playoffs, Spotrac fija su valor de mercado en US$4,9 millones por temporada.

Gary Sánchez ha terminado su etapa bajo control y llega a la agencia libre a punto de cumplir los 30 años. Lo hace con unos bonos lejos de aquel máscara que en 2019 tocó su techo, con su segunda visita al Juego de Estrellas y disparar 34 jonrones. Su valor estimado es de US$6,4 millones en una agencia libre donde está disponible el venezolano Wilson Contreras.

A los 36 años, Cueto viene de recuperar este 2022 el crédito perdido el último lustro al lanzar la mayor cantidad de entradas (158) desde 2018. Lo hizo con una efectividad de 3.35 con los White Sox y 102 ponches, una señal de cómo el petromacorisano ha aprendido a convivir ya sin esa velocidad de la década pasada.

Sanó, tras otra zafra tocado por las lesiones, llega a territorio desconocido tras los Mellizos rechazar pagarle US$14 millones.  

Cruz y Santana, ya en la postrimería de sus carreras, llegan con menos opciones que el grueso de relevistas que los acompaña.