El eclipse total durará aproximadamente una hora y media, de 5:16 a.m. a 6:41 a.m., cuando la Tierra pasará directamente entre el Sol y la Luna

Mañana martes se podrá ver un eclipse lunar que no se repetirá en tres años.

El eclipse lunar total se verá en toda Norteamérica de madrugada —mientras más hacia el occidente mejor se verá— además de en Asia, Australia y el resto del Pacífico tras el ocaso del Sol.

Además, el planeta Urano se verá un poco encima de la Luna, con apariencia de una gran estrella brillante.

El eclipse total durará aproximadamente una hora y media, de 5:16 a.m. a 6:41 a.m. EST, cuando la Tierra pasará directamente entre el Sol y la Luna.

La Luna se verá de color rojo/naranja, al reflejar la luz de las salidas y puestas del Sol en la Tierra. En la cúspide del eclipse, la Luna estará a 390,653 kilómetros de la Tierra (242,740 millas), según científicos de la NASA. Si los cielos están despejados, se podrá ver bien, aunque mejor con telescopios o binoculares.

El eclipse se podrá ver en Sudamérica si el clima lo permite. Pero África, el Medio Oriente y la mayor parte de Europa tendrán que esperar hasta el 2025.

Entre los que ofrecerán una transmisión en vivo por “livestream” están el Observatorio Griffith de Los Ángeles y el Proyecto Telescopio Virtual basado en Italia.

Es el segundo eclipse lunar total este año; el primero fue en mayo. El próximo será en el 2025. Pero entretanto habrá bastantes eclipses parciales.