Verónica Rosario Núñez

Tras la celebración del Concurso de Oposición docente realizado por el Ministerio de Educación 31,000 docentes lograron una finalización exitosa.  24,400 ingresaron al sistema educativo, generando un aumento de 13,000 millones de pesos en la nómina de los profesores en este 2022.

Así lo informó el ministro Ángel Hernández,  al tiempo que explicó que una reorganización de recursos propios de la institución permitió solucionar el “déficit” presentado por la incorporación de los nuevos docentes: “para cubrir los costos de esa designación se entró en un déficit de 13,000 millones de pesos  en la nómina de docentes para el año y no es un problema de falta de dinero, sino una reorganización interna”, enfatizó el ministro que lleva un poco más de dos meses en el cargo tras asumirlo en sustitución de Roberto Fulcar.

Hernández indicó que aún falta incorporar  algunos  y que por lo pronto están atendiendo la demanda de las escuelas, pero advirtió que no hacen de manera automática por la petición de los directores de centros educativos, sino que SE realizan auditorías para saber si “real y efectivamente” les faltan docentes.

Esta medida fue asumida luego de que el ministerio descubriera que en una escuela de Azua sobraban  ocho maestros de su propia plantilla, esto gracias a una reorganización de sus horarios, situación que entiende puede estar dándose a nivel nacional.  “Estoy seguro que eso ocurre a nivel nacional, puesto que, si usted hace una división matemática de la cantidad de docentes que hay en el sistema, por la cantidad de alumnos, el resultado que me da es un promedio de 18.5 alumnos por docente”, cifra que considera normal para un país desarrollado.

Hernández agregó que en algún lugar hay un exceso y hay que procurar ver que es lo que está pasando.  Admitió estar en conocimiento sobre maestros que viven en el extranjero O  se reportan como enfermos mientras continúan percibiendo su sueldo.

Ante esta situación, Hernández insistió en la necesidad de auditar la nómina de los docentes, debido a que no entiende por qué aun contratando a más de 24,000 nuevos maestros todavía se requieren más.

Relación con la ADP

Al ser cuestionado sobre su relación con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), el ministro dijo que “hasta ahora son buenas, pero eso no significa que mañana no sean malas”, sin embargo, aseguró que siempre tratará de que sean buenas, ya que entiende que el trabajo en el ministerio sin los maestros “no tiene sentido”.

En favor de “trabajar en armonía” con el sindicato que representa a los maestros, Hernández informó sobre la creación de una mesa de trabajo que incluye a los representantes de cada distrito educativo, representantes regionales de la ADP y la asociación de padres, con la cual busca la “mejor solución” a partir del interés de la escuela, no del sindicato.

Explicó que dicho mecanismo de concertación fue planificado en el pacto educativo, pero que hasta el momento no había entrado en vigencia.

«“Hay nóminas de gente que no trabaja ya dejadas por los ministros pasados que se han mantenido activas hasta ahora ”»Ángel HernándezMinistro de Educación“

“Nóminas para todo”

A la llegada de Ángel Hernández la nómina de la sede central del Ministerio de Educación contaba con 7,000 personas: “yo busco dónde están y no las encuentro”, manifestó el funcionario.

Ante esto, el Ministerio de Administración Pública (MAP) pasó oficina por oficina con las nóminas en mano con el fin de identificar la función, el escritorio, equipos electrónicos asignados a cada persona cuyo nombre aparecía en la nómina, sin embargo, dicho informe hasta la mañana de este viernes no había sido entregado al titular del ministerio.