Arsenio Cruz

Dajabón – La calle de acceso principal al exclusivo sector residencial los médicos de esta ciudad está contaminada desde hace varios años, por la falta de acondicionamiento de las autoridades, que deben velar por la higienización de la ciudad.

El problema que se convirtió en una laguna, y sus calles adyacentes llenas de yerbas y gusanos, se registra en la calle Casilda Rivas, casi centro de la ciudad.

La contaminación también afecta la Iglesia de los Santos de Jesucristo de los últimos días «Mormones», las oficinas del Telecable Dajabón, supermercado Mamá  y el vecindario que tiene que soportar olores nauseabundos que expide el estanque de aguas negras, aun cuando hace varias días no llueve en Dajabón, dijeron los afectados del lugar.

Para poder llegar al residencial sin afectar sus vehículos, los médicos deben hacer un rodeo por varias calles distantes, desde sus lugares de trabajos en oficinas, clínicas y el Hospital Provincial.

Para tratar de contribuir a la erradicación del problema, un vecino propietario de equipos lanzó una carga de material de relleno, pero eso no resolvió la situación que los afecta, porque se requiere de algún tipo de inversión municipal en la reparación de las aceras, contenes y desalojo de las aguas negra que contaminan el lugar.