Jeury Frías

Con su característica voz, Elvis Martínez ha sido artífice de éxitos bachateros que ya forman parte de la vida de muchos de sus fanáticos tanto en el país como fuera de nuestras fronteras.

“Maestra”, “Lo doy todo por ti”, “Bailando con él” o “Dile que te amo”, son solo algunos de los temas que el cantante y compositor ha popularizado.

Ahora, y tras casi una década sin lanzar una nueva producción, el nativo de San Francisco de Macorís ha vuelto al estudio de grabación y ha lanzado “Mi muchachita”, un disco con el que, según dijo a Diario Libre, escuchó las solicitudes de sus fanáticos, de ahí, las letras y los arreglos de las canciones.

“Después de tantos años sin grabar una producción completa, tenía aproximadamente 7 años, en esta producción que hemos lanzado hay muchas canciones que la gente me estaba pidiendo”, dijo.

Música romántica, de amargue, canciones de amor y de despecho forman parte de playlist de este trabajo musical.

Para su concepción se tomó su tiempo y explicó las razones. “Mi equipo y yo nos tomamos ese tiempo para buscar esas canciones que la gente nos estaba solicitando”, y la espera ha valido la pena.

Según el artista, el público le ha expresado, a través de las diferentes plataformas, el respaldo a este disco.

“La producción ha tenido una aceptación en tan poco tiempo que yo no me esperaba”, reconoció.

Que el cantante y compositor disfrute del respaldo del público no viene de la nada. Es un reflejo de su resiliencia y de mantenerse fiel a la música de calidad con la que se siente comprometido.

“[La clave] es hacer música para el futuro. Yo soy compositor, arreglista, también, y entiendo que, cuando tú haces música para el futuro y no te llevas de lo que está sucediendo en el momento, el público lo valora”, señaló.

Composiciones que perduren en el tiempo

Agregó: “A mí no me gusta hacer música pasajera, me gusta hacer música de calidad, respetando todos los talentos y las diferentes alternativas que tiene la industria de la música, pero a mí me gusta enfocarme en hacer música para la familia”. ¡Y así ha sido!

“Todas las canciones que he grabado, desde 1998 hasta este tiempo, todavía son canciones que se escuchan como si fueran grabadas hoy. Entiendo que ahí está la clave, en trabajar música de calidad, dando siempre un mensaje positivo”, recalcó.

Y mencionó otra clave infalible: cantarle al amor y al desamor, porque ¿quién no se ha enamorado, al menos una vez?

“El amor nunca va a desaparecer. El día que desaparezca el amor, pueden estar seguros, que ahí mismo se acabaría el mundo. Yo trabajo en esa área”, estimó.

Una etapa madura

Ha pasado mucho tiempo desde que Elvis Martínez sin recursos, procedente de un hogar de 13 hermanos, limpiaba zapatos para llevar dinero a su casa, mientras soñaba con ser un cantante. Sin embargo, sigue siendo el mismo soñador, aunque más maduro y con la satisfacción de no haber renunciado a sus aspiraciones a pesar de las trabas que encontró en el proceso.

“Me crié en una familia de 13 hermanos, aunque somos 21. Venimos de mucha humildad. Somos todos trabajadores, por eso nunca me he sentido superior a otras personas”, expresó.

“He luchado arduamente para mantenerme y, gracias al público, puedo decir con orgullo que tengo 25 años de carrera”, señaló.

“Obviamente, he tenido muchas altas y bajas, pero no es caerte sino levantarte”, expresó.

“La experiencia y la disciplina es lo que te lleva a la continuidad del éxito. Yo me he concentrado mucho, primeramente, en creer en Dios, en el público que me ha apoyado durante tanto tiempo y no me deja quedar mal y, sobre todo, seguir apostando a mí. Si tú no confías en ti, entonces, ¿de qué te vale tanto esfuerzo?”, se preguntó.

Sin remordimientos

Si pudiera volver a sus inicios, en 1998, volvería a hacer todo igual, porque cada tropiezo él lo ve como un aprendizaje. 

“He sabido estar en paz con Dios y con los mortales aquí en la tierra. Las diferencias que he tenido en la industria han sido por negocios, por defender mi carrera, por no dejar que el río se lleve todo lo que he hecho”, explicó.

En el plano personal, reconoce que ha tenido que dejar de estar con su familia, y este ha sido uno de sus mayores sacrificios.

“Es cierto que, por los compromisos, no se puede estar en forma física con la familia, como se quisiera, sin embargo, yo siempre saco el tiempo para dedicárselo a mi familia, a mis hijos, pienso que es lo más importante”, agregó. 

La bachata y su impacto 

Elvis ha sido uno de los artistas del género del amargue que más se ha beneficiado de su impacto a nivel mundial. Ha cantado en países que, a veces, ni hablan el idioma, pero ha visto cómo lo disfrutan.

“La música no tiene fronteras. Para la música no existe el idioma, porque basta con la melodía, con la jocosidad que lleva la música”, dijo. “He visitado casi el mundo entero llevando la bachata”, eso es muestra del impacto de este género. 

“Mi muchachita”

Como puede deducirse del título de esta producción surgió por cómo llama a su hija menor. Con esta producción combina los sonidos tradicionales que gustan en República Dominicana con los más modernos que han marcado el rumbo del género a nivel internacional.

“Hay una combinación de cosas que hice en el pasado, pero con la modernidad de los colores de hoy en día”, recalcó.

La producción está compuesta por diez temas y colaboraciones con artistas de la talla de Prince Royce y Raulín Rodríguez, con quienes tiene una relación de amistad. 

«Yo vengo desde [que estaba con] una cajita de limpiabotas trabajando arduamente, pero confiando en mí 100 %»Elvis MartínezArtista“

Origen de “Maestra”

Esta canción es uno de sus grandes éxitos, la escribió a los 14 años y, como relata, se inspiró por el amor que tenía a una maestra. Así escribe Elvis, de sus vivencias, de la cotidianidad, del amor y lo refleja, también, en este disco que ya está disponible en las principales plataformas de reproducción digital.