Wanda Méndez

Sentado en el primer banquillo, Alexis Medina Sánchez, principal implicado en el entramado de corrupción desmantelada en la operación antipulpo, escuchaba ayer con atención  las imputaciones que le hace el Ministerio Público.

La lectura  de la acusación  comenzó con los cargos presentados contra  el hermano del expresidente Danilo Medina, durante la audiencia preliminar que conoce desde febrero  el Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional.

En total, están acusadas 27 personas y varias empresas de incurrir en los delitos de corrupción y lavado de activos contra el Estado dominicano.

La audiencia preliminar de este caso inició el 7 de  febrero del 2022, y está a cargo del juez Deiby Timoteo Peguero.

Los imputados estaban colocados en diferentes  banquillos, tanto de la derecha como de la izquierda, al lado de sus abogados.

La audiencia preliminar se realiza en  la sala del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, ubicado en el segundo nivel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, por asuntos de espacio.

La acusación, que consta de  3,445 páginas, comenzó a ser  leída por Elizabeth Paredes, fiscal de la Pepca, y luego otros representantes del Ministerio Público.