El Instituto Duartiano insistió ayer en que sean acatadas las medidas del manifiesto patriótico que leyeron sus directivos durante la concentración del sábado en el parque Duarte de Santiago, para contribuir a revertir el problema geopolítico que representa la situación de Haití.

La primera es una mayor celeridad, transparencia y efectividad en la construcción del muro fronterizo o valla física tecnológica.

La segunda es la aplicación del 80 % de mano de obra dominicana en las actividades económicas, de acuerdo con el Código de Trabajo, e impulsar sin dilaciones las reformas estructurales y la modernización del aparato productivo de la nación.

“El cumplimiento riguroso y justo de las normativas migratorias, la repatriación sostenida de los extranjeros irregulares, quienes permanecen en esa condición aún después de los dominicanos haber aprobado el Plan de Regularización de Extranjeros, en extremo frágil o ilegal, oneroso, que bien puede ser calificado como un gran fracaso”, establece el tercer punto.