Santo Domingo, RD.

Las autoridades penitenciarias reforzaron la seguridad en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Puerto Plata (CCR1) luego de que, durante una trifulca, un privado de libertad resultó muerto de puñaladas y tiros con un arma que habría sido lanzada desde la calle al patio del recinto.

La información dada por la Procuraduría General de la República en una nota de prensa, no específica uándo fueron lanzadas.

Raúl Alfonso Bonilla, quien cumplía prisión por homicidio, falleció pasado el mediodía después de haber recibido dos disparos y unas diez heridas por objetos cortopunzantes.

Las autoridades penitenciarias se auxiliaron de agentes policiales que reforzaron la seguridad del recinto.

Según las indagatorias preliminares, Bonilla fue emboscado por otros 9 privados de libertad que, “para distraer la atención de las autoridades del recinto y provocar confusión, quemaron tres colchones”.

Se supo que el grupo de reclusos que lo mató desarmaron al vigilante penitenciario a cargo y entraron a la celda donde se produjo la muerte.