El riesgo es potencial, y el deber de todo padre es proteger la integridad de sus hijos.

A propósito de que éste miércoles 21 inició el año escolar 2022-2023 en la República Dominicana, he visto a muchos progenitores publicar fotografías de sus pequeños en las redes sociales posando con su uniforme escolar en su primer día de clases.

Los padres publican estas fotografías con orgullo porque sus hijos inician un nuevo ciclo escolar, pero no saben que ésta acción involucra un riesgo potencial, así lo expresó la presidente de los medios digitales de La Vega, Audrey Sánchez.

Sánchez, a través de su red social Facebook, exhortó a los padres a proteger la integridad de sus hijos, y tomar medidas de seguridad si decide fotografíar al menor precisamente con su nuevo uniforme escolar, ya que, tiene información específica sobre el paradero de los niños, que puede ser usada por delincuentes cibernéticos.

A menudo los uniformes tiene el nombre de la escuela, la zona escolar y en algunos casos hasta la dirección, además hay padres que también bordan el nombre sus hijos en el suéter o camisa de una forma creativa e inocente ignorando el peligro al que lo exponen.

Existen muchos artículos sobre ciberseguridad, en los que advierten a los progenitores sobre los riesgos de exponer a los hijos en redes sociales porque pueden ser objeto de pederastas, pornografía infantil, bullying en entornos sociales y escolares, y seguridad en general, asimismo, la información personal recopilada en línea se presta para estafas, fraudes, robo de identidad, acoso cibernético e incluso puede escalar a delitos graves como el secuestro.

Adicionalmente, los expertos han denominado a este rastro en internet como la “huella digital”, algo que jamás desaparece y que a futuro pone en evidencia la vida, la historia y la intimidad de una persona.

No hay una forma segura de compartir fotos de una forma segura, pero algunos tips ayudarán a prevenir situaciónes lamentables.

No suban fotografías que muestre información personal.
Ajustar la privacidad de redes sociales.
Si en la foto aparecen otros niños, consulta con sus padres antes de subirla.
Pregúntale su opinión antes de subirla.
Verifica que no se comparta la ubicación de la escuela; desactiva el GPS.
Revisa si la red social que usas se apropia del contenido que subes.
No compartas fotos donde se vean el nombre de la escuela, de tu casa o la placa de tu vehículo.